martes, 10 de octubre de 2006

agonia de un demonio


cantad!, os suplico, elevad al cielo vuestra suplica
oh! cuan terrible es la agonia
cuan desagarrador es un suspiro
si de odio esta hecho
cuan marchita es una mirada que sentimientos perdidos observa
cantad! elevad y meced al viento en tu cuerpo,
sentid oh, cuan maravilloza es la soledad, amad!
admirad mi obra , en lo que te haz convertido, sufrid,
desgarrar el pecado de vuestro cuerpo,odiame...
despreciadme por que en sufrimiento a tu corazon obligo a navegar...
saboread la agonia que mis sollozos pasos lamentan tu patida ..
cantad,para saber que te alejas ,
incierto es el castigo que me aguarda
por enacarar las leyes ante mi dispuestas,
desafiar lo establecido
por quererte
siendo que digno no soy de tu mirada,
oh!maldito aquel sentimiento que felicicdad y dolor me otorga casi en igual medida
dejadme , destrozad mis alas, arrancad mi cuerpo, vended mi alma ,
enviadme a marchar en la soledad por los infiernos ,
pero a ella,
nada hacedle, pues soy yo el responsable de tal acto
soy un pecador .
oh! inconciente, ya luz de oscuridad no distingo, fallezco..
veo tu luz en la soledad , mas grito en el silencio y no ecuchas
te alejas , cantad!, entonad vuestro himno de dolor cubierto,
asemejad tu cuerpo al viento cruel ,o al mar eterno y poderoso,
floreced en silencio, en aucencia , en amargura,
de un amor no consumado,de una destino jamas compartido,
se soledad eterna y un destino incierto...
te abandono en la oscuridad de un presente de preguntas sin respuestas
te dejo a la merced de aquello que fin a lo nuestro a puesto
pero cantad!dejadme elevarme en tu voz , saborear tus liricas palabras
empalar mis alas de cantos de tiempos ya idos y olvidados .
de un amor sin respuesta,
de un corazon abandonado,
de un poeta que de su pluma emana sentimientos marchitos de un amor ya enterrado

4 comentarios:

Apadeva Bastis dijo...

Vuestra obra siempre me encanta, buen trabajo, y que pena que vuestro amor no sea escuchado, pero entonces ¡cantad más alto!

Aragorn Corazón de León dijo...

oh ilustre Tsukasa en las luces del firmamento nos veremos pronto ya q mi voz d tanto ser gastada a llegado alas nubes del amor q no nos corresponde a nuestros sentimientos y q la vida nos niega sin piedad, ojala la vida lo ilumine en su camino para hayar la esquiba felicidad q se merece vuestra merced...

Hamlet di Beliatio dijo...

Oh, por que los niegan la felicidad? Si, si no nos dejan vivir en paz con nuestras vidas, dándonos bofetadas de belleza, de caricias falsas... pero, una cosa... No puedo vivir sin ellas!!!!

Mephiz Orion dijo...

Sublime obra, oh ínclito Tsukasa.
Los dioses quieren gritar, el Rägnarok desatado.
Destino de los mortales es el desprecio de los ángeles, tan mortal como el beso de la parca.
Puies bebamos del vino de la desolación amigo, la ruina del alma atormentada no debe quedar sin magníficas libaciones.
Pues gritamos, golpeamos, ns desgarramos y no somos escuchados, sólo sombras, amigo, sólo espectros.
Os lo repito, es tal querella la que nos reúne, entre otras tantas desventuras, marchamos por un camp0o de piedras descalzos en medio de este tórrido desierto.
Bebed de la alforja de nuestra reserva, hidromiel para los brados caídos...