viernes, 5 de enero de 2007

Excepción a la regla

Hoy abro las puertas ocultas de mi habitación, las abro de par en par para que el aire se lleve todo rastro de mis días sucios, que me destruyan los rayos del sol mi vampiresca sed de llorar por los viejos recuerdos, dos trozos que en salomónica justicia miro en mis manos, ¿que arma pudo cortar el alma tan certeramente?

En mi el sol no brilla para los corazones rotos, aquí las esperanzas se esfumaron para siempre de tus sonrisas complacientes, los ojos no lloran las lagrimas saladas de la alegría, las espaldas no se regocijan con el duro ato que sobre si deberán cargar.

Bienvenidos, a pesar de conocerlos tanto y de saber todos sus ocultos deseos me sorprende ver tanta gente, tan variados colores, tanta forma, tanta avaricia, tanta lujuria, tanto egoísmo de sentimientos, tanto poder desperdiciado, señoras y señores, no han cambiado desde que decidí dejarlos tal como están, mi risa es para ustedes, su rumbo esta perdido desde que decidieron rechazar la ayuda que tan desinteresadamente se les daba, esa mano que no deseo otra cosa que su felicidad, mírense ahora, vaya, ni eso pueden hacer, que les pasa, ni a su pareja, hijo ni hermano conocen, ¿Qué hacen con el tiempo que se les dio? Por lo visto hacen muchísimas cosas, mmm, si, pero aunque estén rodeados de gente como ahora no son capaces de decirse “que tal”, me sorprenden, creía ser desalmado en lo que hacia, pero aun así me sorprenden, creados para amar y aun así la destrucción abunda en ustedes, hasta a mi llegan sus suplicas de “quiero mas”, “necesito conquistarla por esta noche”, y han pensado en el hermano que esta en las calles, y me dicen sin sentimientos, no, ser frío es una cosa, pero ni siquiera dejar que de sus corazones rebose la alegría de un amanecer, eso no lo tolero mas.

Por eso me revelo a ustedes, tengo dominio de muchos, los he controlado a la gran mayoría de los que han pasado por este solitario planeta, pero su numero ha despertado mis deseos de ser otro, me gusta, pero la falta de sentido apoca mis ganas de controlarlos, es la primera y ultima vez que los llamo, sus males harían de esta convención un concilio de miles de años, pero quizás aunque se los dijera claramente pocos los escucharían, ya bostezos atisbo en ustedes, tontos, pero no importa, solo tengan presente que el Yo estoy en lo que no quieren, pero con gusto lo hacen.

Que se preguntan, tienen hambre, pero ridículas dietas hacen los veranos, para englotonarse los inviernos, aprenden complicadas formulas y no saben decir te amo con sinceridad, dejan que un niño trabaje para que sus autos limpios estén por ahorrarse unas monedas, y tantas cosas que hasta mi me repugnan. Damas y caballeros, su radiografía hasta mi me mareo, por algo el de abajo me reclama siempre que les mando pura basura, no solo es mi culpa, la creación como leí hace mucho debió quedarse en los primeros días y nada mas, sexto día que solo unos pocos entendieron, me dan problemas y ya no me atienden, pero me encanta luchar con ellos, pues mi derrota hace que otros mas puedan darme mas trabajo, pero ustedes ni eso se preguntan, iluminados los llaman, raros, especiales, lideres innatos, semidioses en una época, héroes, dignos de romances y sonetos, estimado publico, son sus vecinos, amigos, parientes, nada mas, adviértanlo, no dejen mas que sus penas destruyan sus ilusiones, se que yo hago el trabajo contrario, pero por favor, denme lucha, tomen sus armas y prepárense para enfrentarme.

Se que pueden tener miedo al que dirán, a lo que dejaran atrás, al temor de dejar la comodidad, la diversión sin termino pero sin sentido, las fiestas que jamás acaban y los excesos que deleitan sus sentidos, pero si por esta vez me rebelo ante los designios divinos es para decirles que no soy el único, porque yo no existo, ustedes son ustedes, si, raro suena, pero yo solo soy mezcla de sus miedos, imaginación colectividad de rarezas que alguien que ya olvide inculco en ustedes, pero si desean liberarse ahí no me meto, es decisión de ustedes tomarlo o dejarlo, a mi me da lo mismo eso, pero si lo hacen sepan que ustedes serán nuevos, a pesar de que tengan 80 años, yo estoy antes que nacieran, mi destino es este, pero el suyo no, están destinados a crear mas que destruir, amar que odiar, dar vida que negarla, servir y no ser servidos, ser y no aparentar.

La tarea no es fácil, se los aseguro, si la mía no es imagínense la suya, mi trabajo es de expertos, pero no eterno si ustedes lo deciden, mis palabras de despedida son simples, amen, amen con la fuerza que se les puso en sus corazones, el amor abrirá sus ojos, les engañaron, Dios no piensa en engranajes, chips y caos, el piensa en su bien, aunque lo desoyeron, el sigue hablando, su amor esta con ustedes desde siempre, tómenlo o déjenlo, yo ya me retiro, me aburro fácil, soy reflejo de ustedes, mas no ustedes de mi, ustedes fueron creados a imagen del amor, ¡aprovéchenlo! El tiempo se acaba, quizás su destino los llama hoy a la puerta, ¿abrirán?

Aragorn

3 comentarios:

Orion dijo...

Vaya, eso fue intenso...

Nuestro mudno se encuentra encegucido por sus banales rituales, mientras se hunde en la maquinaria que él mismo creó. ¿Nuestro rumbo en la tierra?
Antes era una pregunta profunda, pero hoy ni siquiera está en el más recóndito rincón del pensamiento humano.

Esta tierra abandonó la razón, y lo peor...

...Es contagioso

Sant Bufon dijo...

Un monólogo!
Con un bufón vestido con la escoria del mundo encima, en un escenario especialmente diseñado para una variada audiencia que los sensibilice.
Así lo imagino.
Te quiero mucho.
Nos vemos!

Apadeva Bastis dijo...

Aplausos! buena radiografía ante los seres con los cuales compartes este mundo, derrepente me sonaba a Finisterra, la canción de Mägo de Oz, deberías oírla.
"ayer como la nieve en la mar, las cosas ya no parecian igual, la gente se olvido de reir y al sol le cuesta tanto salir".
Me sirvio como radiografía propia, a veces aungustias provocadas por ciertas lides llevan a que descarguemos rabias con los seres queridos que tenemos al lado, lo siento mucho. Agradezco su escrito, excelente.