viernes, 29 de septiembre de 2006

¿Donde se ocultó el payaso de teatro?


Consideré encadenarte al árbol de espinas hirientes,
arrastrarte con suaves pensamientos hasta mi hoguera,
atormentarte con aquellas palabras extrañas y vagas,
romperte en tantos miles de cristales hirientes,
de pesares, otros viajes de esos tiempos extraños,
pero me pareció que todo esfuerzo de odio era inútil,
todo recuerdo era más una agonía para este idiota,
toda malicia retornaría con eficiencia tres veces tres,
como lo hiciste tú cada vez que pudiste y tuviste ocación,
que quisistes callarme con "aquellos recursos del alma",
con tus boberías hacía tus pasiones desenfrenadas;
y perdiste, al final no tuve que matarte ni odiarte,
ni siquiera manché mis manos con tú impía sangre,
ni observé como te hundías en tu propia mierda,
creyendo que salvarías tu pellejo de bestia sutil,
sin insultar a seres que no merecen la comparación,
payaso de temporada, muriendo por dentro,
juglar que creyó ganarle a ese vil e infausto destino,
que vos mismo creasteís y desarrollasteis en mal.
.
¿De que sirve odiar? Si, al final, al odiar, se tortura uno más que aquel a quién se odia, le entrega todos sus pensamientos, malicias, a quién ni siquiera se le merece el mínimo de consideración. Por que, he allí la línea que separa a los magnánimos de los débiles, los que actuan, frente a los que solo se quedan en un pensamiento oscuro, que los aparta del mundo, que los aparta de los que aún siguen con ellos... ¿No es más gratificante ver como ellos mismos se autodestruyen, quedando como pobres diablos (as)?

3 comentarios:

Apadeva Bastis dijo...

El señor misterioso a posteado!
Un tanto agresivo encontré vuestra obra, pero no por eso menos buena.
Hablaís como de haber asesinado a alguien sin tus manos... me suena a algo misterioso, o quizás mi mente como siempre está creando misterios.

Mephiz Orion dijo...

El Odio.
No es un sentimiento simple, ya que para empezar son las causales lo que lo delimitan.
¿Por qué odiamos? es una de las fundamentales preguntas, la razón en que se sustenta.
Pues a veces es forzado, se nos obliga a odiar, aunque nuestra alma no albergue malos sentimientos, es el momento cuando se confrontan éstos.
Difícil campo, como caminar sobre hielo blando

El pajariyus dijo...

Yo creo q ninguna de las 2 opciones son buenas, una persona me dijo que el odio junto con otros sentimientos son causados por la falta de conocimientos, no tenemos la culpa de odiar??, pero ke importa decimos o no??, odiemos, porq se siente mas sabroso, venguemos, o riamonos de sus fracasos, la proxima vida aprendo mejor...

saludos desde los vientos