miércoles, 29 de noviembre de 2006

no fue mentira

fue la mas dulce realidad
todo lo que sentí junto a ti
ese vértigo que me recorria entera
con cada una de tus caricias
mi entrega sin medida
en cada palabra, en cada verso
en cada encuentro furtivo
nada de lo que vivimos fue mentira
siempre puse mi corazón y mi alma
para que nuestro amor tuviera vida...
¿te acuerdas?
cuando me moría de nostalgia
de solo pensar que al otro lado del mundo
estabas extrañándome
cuando me embargaba la añoranza
y deseaba con todas mis fuerzas
volver a tenerte entre mis brazos...
mi alma albergaba día a día la esperanza
de encontrarte nuevamente
para querernos sin medida.
Por esto que sentimos algún día
no me digas que fuiste un juego para mi
no me digas que mi amor fue una mentira...

3 comentarios:

Mephiz Orion dijo...

Querida Madame:
Es delgada la senda de las personas que caminan entre sombras de confusión y duda. Vagar a ciegas, incertidumbre son los dones que otorga el gentil Fobos.

¿Dudar de vos? Sólo un alma corrupta, desvíada, herida y caída lo haría ilustre dama.

Nuestro camino es largo, tanto que el tiempo alcanza para ir y volver, para pasear por los campos Elíseos y vacacionar en el inframundo.

Para querer, amar, odiar, bajo términos generales o reglas propias.

Todo lo que asciende tiene que caer, bajo la ley de gravedad. ¿Y allí termina todo?

Pues a mi sincero juicio éste no es un final. Aún faltan muchos versos que escribir, para bien o mal, para alivio o dolor vuestro. Así es la vida de los poetas...
...Así es la vida de los espectros.

Saludos

Mephiz Orion
Desde el Silencio...

Apadeva Bastis dijo...

No creo que alguien puedad dudar de vuestros sentimientos, te conozco (aunque poco) como una persona sincera, no veo maldad en vuestros ojos, no creo que haya sido una mentira, por cierto el escrito está muy lindo :-)

Aragorn Corazón de León dijo...

mi bella dama los amores son amores, a pesar d todo no se olvidan y se mantienen eternos en nuestras almas, inmotables ne el tiempo, indestructibles a pesar d todo, yo se q usted no lo olvidara, y q su alma siempre lo tendra presente...