martes, 14 de noviembre de 2006

Último Atardecer


Arte de matar es lo que pido, un conocimiento absoluto de lo oscuro, una sangrienta necesidad de poder desnudar todo lo oculto de tus manos, rechazar con signos en mi piel todo lo bueno que alguna vez aspire a lograr. Desterrar todo lo más puro que manche mi suciedad, no más buenas palabras que nadie escucha y emborracha al viento, un cadáver más que cubre los paramos del olvido, quiero dormir por todos los aniversarios que mis lágrimas celebraron lo que jamás logre, decir adiós a todas las rosas que se marchitaron en tus invisibles brazos cubiertos del rojo de tu pasión desconocida para mi corazón.

Muerte de genocidios amorosos, parca de colores tristes que en su riqueza quebró, a llegado a mi existencia el fin de lo que jamás soñé, de la mayor meta que en tu piel pedía a la vida mantener se termino sin que siquiera pudiera entregarte todo lo que en mis viajes reuní para ti, todos aquellos botines obtenidos en mil batallas y la muerte de todos los dragones en el extranjero de mis tierras, de todos los errores que borré con mis malogrados honores en una sola noche, que podría haber llegado a lo mas alto del firmamento, que me habría adueñado del néctar inmortal de tus labios, mas solo recibí de ellos la esencia destructiva de tu alegría sin mi.

Es por ello que no quiero recibir más la luz cósmica de tu mirada que se separa cada vez más de la cárcel de tu rechazo. ¿Definitivo? No lo sé, quizás mi esperanza se acabo por adelantarme a tus pasos en mi camino y ahora solo hiel bebo después de sentir la ambrosía de tu compasión, bueno, quizás solo era eso, simple compasión. Ahora continuas tu camino, mejor me hundo en mi propio agujero y no me veréis más atormentando la luna de tu corazón.

Un muerto en vida para vagabundear por nuestras noches que nunca vivimos y que solo sufriré en el silencio.

7 comentarios:

Apadeva Bastis dijo...

He visto la tristeza embargar todos los ojos de los estimados espectros, incluso de los propios, pero esperad unos minutos, entraré en vuestras almas, escuchad un par de palabras y parte del dolor cesará, palabras tengo aquí para vuestra desesperación, pedidlas...

thanatos arcaios dijo...

.."quiero dormir por todos los aniversarios que mis lágrimas celebraron lo que jamás logre"... es lo que ayer me comentabas ilustre? ..que el dolor del maldito sentimiento no os opaque hacedle frente, y derrotadlo ,que no os controle.

Hamlet di Beliatio dijo...

"Es momento de dejar de actuar. Sal de la vorágine de la vida y haz un espacio para meditar. Mantente inmóvil, aquieta tu espíritu. Busca soledad. Sólo así podrás ver con claridad. Ha habido mucho movimiento hasta ahora. Los caballos están desbocados, el remolino ha girado incesantemente.Yergue tu columna, concéntrate en el bajo vientre, relaja tu cuerpo, observa tu respiración, expándete. Cierra los ojos y haz el silencio. Conéctate con la Tierra, sintiendo el cordón umilical que los une. Cobíjate en el vientre de tu Madre. Reposa, descansa, medita. Luego ve y actúa si es preciso".

(Lucas Estrella, "El oráculo del Guerrero". XXV: El Guerrero se sienta)

Hamlet di Beliatio dijo...

Siempre lo tengo cerca mio.. es como al Bushido el Samurai... Recomiendo su lectura. Autor chileno. Nada más que decir... ha calado más allá... solo agregar que esta lectura me controló... en parte.

Sandman dijo...

interesante conocer a alguien más que conozca el camino del guerrero...Insiprar a los guerreros antes de las batallas ha sido mi pasatiempo desde que la tierra era joven y su manto aún no se enfriaba...

Sandman dijo...

olvide mencionar que mi camino es "el guerrero muestra su lanza", quizas hamlet haga el honor de deleitarnos con la cita textual de este amable libro.-

Hamlet di Beliatio dijo...

ok Sandman... "Párate dignamente sobre la Tierra. De perfil. Tu mano sostiene la lanza. Su punta se dirige hacia el Cielo. Demuestra que estás dispuesto a batirte hasta la muerte. Marca tu territorio, hazte Señor de él. Emana poder silente. Toda tu furia está despierta pero agazapada, lista para saltar. Que tu adversario vea que el Universo entero está plantado ante él. gruñe si es necesario. Aúlla como el lobo de las montañas. Erízale la piel a tu enemigo. Intimídalo con la mirada fulgurante. El combate será evitado. La vida será preservada. Retírate humildemente aunque hayas triunfado"

(Lucas Estrella: El Oráculo del Guerrero. XI, "El guerrero enseña su lanza")

Personalmente me produce sensaciones "épicas", como diría un personaje del EDS, el camino llamado "XIV: El Guerrero Combate"... pero no lo escribiré aquí, aunque, si alguien le interesa se lo envio al mail... jejeje.