viernes, 10 de octubre de 2008

tú y mi deseo de ti

Como la tierra seca sedienta de lluvia
está mi corazón sediento de ti,
como la inmortal palabra que dice quiero llegar a ti.
Mi alma vuela para saciar mi sed de ti
Mi cuerpo reclama a tu cuerpo que nunca vi
Como las mariposas reclaman el néctar dulce de la primavera
Así reclamo tu amor que nunca fue para mí
Me quedo en silencio… te miro en el camino…y no estás
Nunca estarás porque siempre fuiste ausencia
Ausente siempre ausente, más que la luz en donde nada existe ya
Más desolado que la mirada del que sabe que el amor nunca volverá
Porque fuiste luz tenue cuando aborrecí el amor
Tú, alma ausente nada lograrás olvidándome porque no te olvidaré
Y no lo perderé todo cuando te vallas de mi mente
No lo perderé todo…me quedará la verdad que me diste
Jamás volveré a la inocencia jamás diré te extraño jamás volveré a verte
Jamás volveré a desatar las furias de tu sexo jamás volverás a verme
Porque la luz tenue en la tinieblas de mi vida la encendiste tú
Tú me dejaste en oscuridad y yo te dejo a ti aunque no quiera dejar de saciar mi sed de ti

4 comentarios:

Tsukasa Guardian de la Locura dijo...

algo melancolico su escrito ilustre...realmente ay ke tomar las palabras se bufon y ver la posibilidad de cambiar el nombre a
: espectros del silencio;terapia de grupo....
saludos

Apadeva Bastis dijo...

Hermosas palabras, muy buena creación.

Enredada dijo...

que triste... que cierto... que bello leerte...
besos

Armando Octavio de Guzmán dijo...

Guau!

(aplausos)

Triste e intenso.

Safo, creo que es lo más potente que has subido a este espacio.

Felicitaciones, este escrito es un huracán, una tormenta desatada, pero bajo control.